EL ISLAM
EL ISLAM الاسلام  
  ¿Qué es el Islam?
  ¿Quién es el profeta Muhammad (sws)?
  Algunas creencias islámicas básicas
  ¿Cuáles son los pilares del Islam?
  ¿Por que los musulmanes creen que el Islam es la verdadera?
  Has pensado alguna vez en la verdad?
  El Testimonio de Fe
  ¿Cómo es que uno se convierte
  El imán (La fe)
  Tawhid (ALLAH es uno)
  LA AQUIDA (creencia o doctrina)
  ¿Que és la taqua?(el temor con respeto a Allah)
  La importancia de la salat (oración o rezo) en la vida del musulmán
  EL AYUNO (As'sawmu)
  Un Día y una Noche del mes de Ramadán
  ¿Qué es lo que el Islam dice sobre el Día del Juicio Final?
  ¿Qué es lo que los musulmanes creen sobre Jesús?
  ¿Qué es lo que el Islam dice sobre el Terrorismo?
  El Resurgimiento del Islam en Andalucía
  Si el Estado de Israel(sionista) no hubiera existido
  Historias de cruzadas
  El idioma arabe, Marroqui(iniciacion)
  Los nombres arabes
  El matrimonio con hecho Sagrado (azawaj)
  La Caligrafía Árabe
  Libros islamicos
  VIDEOS de Temas Islamicos( muy importante)
  Islamic Youtub
  TV channel islamicas Online
  Audios y Artículos Islamicos( cursos y consejos)
  La pelicula de Mohamed(sws)el mensajero de allah
  La llave para comprender el Islam
  El desarrollo de la identidad del musulmán de habla hispana en Occidente
  Historias de nuevos musulmanes
  Islam en Venezuela (orario de Salat)
  Reino de Marruecos (la frontera de Africa)
  TV channel arabes online
  TV channel latinas online
  TV Cartoons & Kid para Ale...
  The game (Play)
  Tarjetas-Gratuitas
  (descargar Temas de celular) Themes in All Categories
  Talalatlal
  Anachid
  LA MUJER MUSULMANA(1)
  LA MUJER MUSULMANA( 2 )
  FOTOS DE MEZQUITAS en el mundo islamico
  Para mi hermanita HANAN (Los nombres arabes)
  Mandar mensajes textos GRATUITOS para todo el mundo
  fuentes de la pagina
¿Qué es el Islam?


  
     بسم الله الرحمان الرحيم
     




¿Qué es el Islam?

 

Entre las bendiciones y favores que Dios ha otorgado a la humanidad, es el habernos dotado con una innata capacidad para conocer y reconocer Su existencia.  Ha colocado esta conciencia en lo profundo de nuestros corazones como una disposición natural, que no ha cambiado desde la creación del ser humano.  Además, ha fortalecido esta disposición natural con los signos que ha colocado en la Creación, que demuestran Su existencia.  Sin embargo, ya que no es posible para la humanidad tener un conocimiento detallado de Dios excepto por Sus propias revelaciones, Dios envió a Sus Mensajeros, para que nos enseñaran acerca del Creador, al cual debemos adorar.  Estos Mensajeros también nos detallaron la forma en que se debe adorar a Dios, ya que esos detalles no se pueden saber sino a través de revelaciones.  Estos dos principios básicos fueron los asuntos más importantes que los Mensajeros de todas las revelaciones divinas transmitieron de Dios.  Sobre esta base, todas las revelaciones divinas han tenido los mismos nobles objetivos, que son:

1.    Afirmar la unicidad de Dios –  el glorificado y alabado Creador – en Su esencia y Sus atributos.

2.    Afirmar que solamente Dios tiene derecho a ser adorado y que ningún otro ser creado debe ser adorado junto a Él o en Su lugar.

3.    Salvaguardar el bienestar y oponerse a la corrupción y al mal. De este modo, todo lo que proteja la fe, la vida, la razón, la propiedad y justicia social, y la familia son parte del bienestar humano que protege la religión. Por otro lado, cualquier cosa que ponga en peligro estos cinco principios básicos es una forma de corrupción a lo que la religión se opone y prohíbe.

4.    Invitar a la gente a un máximo nivel de virtud, valores morales y nobles costumbres.

La meta principal de cada Mensaje Divino ha sido siempre la misma: guiar a la gente hacia Dios, que seamos conscientes de Él y que lo adoremos solamente a Él.  Cada Mensaje Divino llegó para reforzar este significado, y las siguientes palabras fueron repetidas por todos los Mensajeros: “Adora a Dios, no tienes otro dios que no sea Él”.  Este mensaje fue transmitido a la humanidad por Profetas y Mensajeros que Dios envió a cada nación.  Todos estos mensajeros llegaron con el mismo mensaje: el mensaje del Islam.

Todos los mensajes divinos llegaron para invitar a la gente a la sumisión voluntaria a Dios.  Por esta razón, todos compartieron el concepto de “Islam”, o “sumisión” derivada de la palabra  “salam”, que significa “paz”, en árabe.  El Islam, entendido de esta manera, fue la religión de todos los Profetas, pero ¿Por qué uno ve diferentes variaciones de la religión de Dios si todas surgieron de la misma fuente?  Existen dos razones:

La primera razón es que como resultado del paso del tiempo, y debido al hecho de que las religiones anteriores no se encontraban bajo la divina protección de Dios, se deterioraron, experimentando muchos cambios y variaciones.  Como resultado, vemos que las verdades fundamentales que transmitieron los mensajeros difieren ahora de una religión a la otra, y aparentemente el principio más común a todas ellas es el principio de la creencia y adoración de un único Dios.

La segunda razón para esta variación es que Dios, en Su sabiduría infinita y Su eterna voluntad, decretó que todas las misiones divinas anteriores al mensaje final del Islam traído por Muhámmad, la paz sea con él, se limiten a un tiempo determinado.  Como resultado, sus leyes y metodologías tratan condiciones específicas de la gente a quienes habían sido destinadas esas revelaciones.

La humanidad ha pasado por numerosos periodos de guía, engaño, integridad, y desviación, desde la era más primitiva hasta la cumbre de la civilización.  La guía divina acompañó a la humanidad a través de todo esto, siempre proveyendo las soluciones y remedios apropiados.

Ésta fue la esencia de la disparidad que existió entre las diferentes religiones.  Este desacuerdo nunca fue más allá de la legislación divina específica, ya que cada época y lugar tenía una legislación adecuada para tal circunstancia.  Pero por el contrario, las áreas de contacto eran fundamentales, como las bases de la fe y los principios básicos que representan el objetivo de la religión, como proteger la fe, la vida, la razón, la propiedad y justicia social, y la familia, estableciendo justicia en la tierra; y ciertas prohibiciones fundamentales, siendo algunas de las más importantes la idolatría, el asesinato, el robo, la fornicación y la mentira.  Además, también concordaron en virtudes morales como la honestidad, la justicia, la caridad, la bondad, la castidad matrimonial, la justicia y la piedad.  Estos principios así como otros son permanentes y eternos; son la esencia de todos los mensajes divinos.

Pero ¿Cómo encaja el mensaje de Muhámmad, la paz sea con él, con el mensaje previo revelado por Dios? Una breve historia de los profetas puede aclarar este punto.

El primer ser humano, Adán, siguió el Islam, debido a que adoró a Dios solamente y vivió según Sus mandatos. Pero a través del tiempo y la dispersión de la humanidad por la tierra, la gente se apartó de este mensaje y comenzó a adorar a otros en lugar de Dios. Algunos comenzaron a adorar a los piadosos que estaban entre ellos, mientras que otros comenzaron a adorar a espíritus y a las fuerzas de la naturaleza. Fue entonces cuando Dios comenzó a enviar mensajeros a la humanidad, conduciéndolos a la adoración de Dios solamente, de acuerdo a su verdadera naturaleza, y advirtiéndoles acerca de las graves consecuencias de la idolatría y el paganismo.

El primero de estos mensajeros fue Noé, que fue enviado a predicar este mensaje del Islam a su gente, después de que comenzaran a adorar a sus ancestros piadosos junto con Dios. Noé invitó a su pueblo a dejar de adorar a sus ídolos, y a regresar a la adoración de Dios solamente. Algunos siguieron las enseñanzas de Noé, mientras que la mayoría no creyó en ellas. Los que siguieron a Noé fueron seguidores del Islam, o musulmanes, mientras que aquellos que no lo hicieron, se mantuvieron en la incredulidad y fueron castigados por el diluvio.

Después de  Noé, Dios envió mensajeros a cada nación que se había alejado de la verdad, para hacerlos retomar el camino correcto. Esta verdad fue la misma a través del tiempo: rechazar todo objeto de adoración con excepción de Dios, el Creador y Señor de todo, y vivir según Sus órdenes. Pero como mencionamos anteriormente, ya que cada nación difiere en su forma de vida, lenguaje y cultura, mensajeros específicos fueron enviados a naciones específicas por determinados períodos de tiempo.

Dios envió mensajeros a todas las naciones, al Reino de Babilonia envió a  Abraham –  uno de los primeros y más grandes profetas –  quien invitó a su gente a rechazar la adoración de los ídolos a los cuales eran devotos. Los invitó al Islam, pero éstos lo rechazaron y hasta trataron de matarlo. Dios probó a Abraham  muchas veces, él superó cada una de estas pruebas, y por sus tantos sacrificios, Dios proclamó que erguiría de entre su descendencia una gran nación y elegiría profetas de entre ellos. Cuando sus descendientes comenzaron a desviarse de la Verdad, que era adorar únicamente a Dios y obedecer Sus órdenes, Dios les envió a otro mensajero para que regresen al camino recto.

Consecuentemente, vemos que muchos profetas fueron enviados a los descendientes de Abraham, tales como sus dos hijos Isaac e Ismael, junto a  Jacob, José, David, Salomón, Moisés, y por supuesto, Jesús, para mencionar sólo a algunos, que la Paz y la Bendición de Dios se encuentre con todos ellos. Algunos profetas fueron enviados al pueblo de Israel (los judíos) cuando se alejaban de la religión de Dios, y era su obligación seguir al mensajero que había sido enviado y seguir sus órdenes. Todos los mensajeros llegaron con el mismo mensaje, rechazar la adoración de cualquier ser excepto Dios y obedecer Sus órdenes. Algunos no creyeron en los profetas, mientras que otros sí lo hicieron. Los que creyeron fueron seguidores del Islam, o musulmanes.

El último de estos mensajeros fue Muhámmad, la paz sea con él, descendiente de Ismael, hijo de Abraham, la paz sea con él, que fue enviado como mensajero luego de Jesús. Muhámmad, la paz sea con él, predicó el mismo mensaje del Islam como los anteriores profetas y mensajeros – adorar solamente a Dios y obedecer Sus órdenes –  lo que muchos de los seguidores de los anteriores profetas no hicieron.

Por lo tanto, como vemos, el profeta Muhámmad, la paz sea con él, no fundó una nueva religión como mucha gente piensa equivocadamente, sino que fue enviado como el Último Profeta del Islam. Al revelar Su último mensaje a Muhámmad en su forma eterna y universal para toda la humanidad, Dios finalmente cumplió con lo prometido a Abraham.

Así como les incumbía a aquellos que pertenecieron a épocas pasadas seguir el mensaje del último de los profetas que les fue enviado, le incumbe a toda la humanidad seguir el mensaje de Muhámmad. Dios prometió en el mismo Sagrado Corán, que este mensaje permanecería intacto y sería viable para todo tiempo y lugar. Basta decir que los fundamentos del Islam son los mismos que seguía el Profeta Abraham, ya que la Biblia y el Corán retratan a Abraham como un ejemplo a seguir, como alguien que se entregó completamente a Dios y lo adoró solamente a Él, sin ningún intermediario. Una vez mencionado ésto, cabe aclarar que el Islam tiene el mensaje más continuo y universal de todas las religiones, porque todos los profetas y mensajeros eran  “musulmanes”, i.e. los que se sometieron a la voluntad de Dios y predicaron el “Islam”,  i.e. sometimiento a la voluntad de Dios Todopoderoso al adorarlo solamente a Él, obedeciendo sus órdenes.

Por lo tanto, vemos que aquellos que se hacen llamar a sí mismos musulmanes hoy en día no siguen una nueva religión; por el contrario siguen la religión y el mensaje de todos los profetas y mensajeros que fueron enviados a la humanidad por orden de Dios, también conocido como Islam. La palabra “Islam” es una palabra árabe que significa literalmente “sumisión a Dios”, y los musulmanes son aquellos que por propia voluntad se someten y obedecen a Dios, viviendo de acuerdo a Su mensaje.

 
 
 
السلام عليكم ورحمة الله وبركاته... محمد ايت وحمان  
   
Publicité  
   
=> Veux-tu aussi créer une site gratuit ? Alors clique ici ! <=